Clínicas Licea
piernas cansadas tratamiento de medicina estética ayuda a las piernas cansadas

7 Consejos para piernas cansadas

Tabla de Contenido

Las piernas cansadas son una sensación bastante molesta para el cuerpo humano, a pesar de no suponer un severo peligro para nuestra salud, nuestra calidad de vida sí que se ve afectada debido a los síntomas tan molestos: presión dolorosa, el cansancio, el hormigueo en las piernas…
Para que las piernas cansadas no supongan un freno en tu día a día, te proponemos los siguientes consejos.

¡Hidrátate!

No solo lo notarás por dentro, también por fuera.
La hidratación es básica en el día a día, pero para evitar las piernas cansadas, no solamente tendrás que limitarte al consumo de agua, será muy importante que también hidrates tu piel con crema.

¡Eleva tus piernas!

Una buena solución para aliviar las molestias es tumbarte y elevar las piernas. Con este sencillo gesto favorecerás la circulación de retorno de la sangre en las extremidades inferiores a tu corazón.

Controla el exceso de peso y mantén una dieta equilibrada

Mantén una dieta rica en fibra, baja en sal y grasas saturadas (mantequilla, carne roja) e intenta beber entre 1.5-2L de agua al día para favorecer la circulación sanguínea.

Controla la vestimenta

La ropa también juega un papel importante en la pesadez e hinchazón de las piernas. La ropa muy ajustada dificulta el retorno venoso de las piernas al corazón, elije ropa suelta, evitando pantalones estrechos, fajas, cinturones y medias con elástico estrecho.

Haz deporte, tus piernas lo agradecerán
Además de los beneficios clásicos del deporte en la salud, la actividad física también aporta beneficios para evitar la hinchazón y el cansancio de piernas..

Masajéate y báñate con agua fría

Después de una ducha, es recomendable echar agua fría en las pantorrillas para disminuir la sensación de pesadez en las piernas. Masajear las piernas es también una buena opción para aliviar el cansancio.

No estés de pie o sentado durante mucho tiempo seguido

En trabajos que exigen estar de pie durante largos períodos de tiempo pueden aparecer problemas que desemboquen en la pesadez y el cansancio de piernas, como es el caso de hinchazón de piernas y tobillos o los problemas de circulación. Para evitar estos molestos contratiempos, puedes alternar el peso del cuerpo de una pierna a otra o doblar un poco las rodillas.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email